La odontopediatría es la rama de la odontología encargada de tratar a los niños.

El odontopediatra se encarga de:

  • Detectar posibles anomalías en la posición de los maxilares o dientes para remitir al especialista en ortodoncia.
  • Hacer un tratamiento restaurador en caso de necesitarlo por algún traumatismo.
  • Usar selladores, que consiste en obturar levemente los surcos y fisuras de las piezas dentales sin apenas quitar material dental para evitar posibles caries.
  • Tratar las caries producidas y sus consecuencias.

La principal diferencia entre la odontología habitual y la odontopediatría en el tratamiento de caries es la presencia de los dientes temporales o de leche en los niños lo cual hace que el tratamiento cambie de técnicas, de forma que las lesiones ocurridas en la dentición temporal no repercutan en la dentición permanente.

En definitiva, controlar el correcto desarrollo evolutivo dental del niño, así como el mantenimiento de su salud e higiene oral, desde el nacimiento hasta el fin de la adolescencia.