La ortodoncia de autoligado elimina las ligaduras de sujeción del arco al bracket, facilitando la limpieza y evitando la retención de restos de alimentos.

Además, el diseño de los brackets puede ayudar a que los dientes consigan la alineación adecuada más rápidamente, acortando así el tiempo de tratamiento.

Si además te preocupa la estética, cuentas también con la Ortodoncia Autoligable Cerámica, brackets del color de tus dientes para que sonreír no suponga un reto.